Kéfir: Elixir de larga vida

Según la leyenda, fue un regalo que le dio Mahoma a los monjes ortodoxos de Cáucaso (antigua región del continente asiático) a quienes explicó cómo usarlo pero jamás podrían develar el secreto porque de lo contrario perdería su poder.

Kefir, es una bendición turca por sus famosas propiedades vitamínicas y desintoxicantes. Es un hongo que se fermenta a través de la leche o el resultado del fermento del agua, azúcar, piña o limón, que ayuda a la digestión y a las defensas del organismo.

Es rico en vitamina b12, calcio y proteínas, como esta bebida reduce el contenido de la lactosa evita la intolerancia. Tiene propiedades curativas para la flora intestinal e infecciones por bacterias en el cuerpo como la aparición de la cándida. Retrasa el proceso de la osteoporosis por su cantidad de calcio, purifica y la sangre, la bilis y ayuda con el estreñimiento, regula el tránsito intestinal y limpia los riñones.

¿Es lo mismo que el yogurt?

No, el yogurt es una fermentación de la lactosa, mientras que el kéfir es una fermentación lacto alcohólica y carbonatada de la leche. Existen 3 tipos de kéfir: De leche, de agua y de té, los tres tipos son el mismo pero con propiedades adaptadas a medios distintos y varían sus beneficios, por ejemplo: El kéfir de leche es el más popular por su textura y sabor parecido al yogurt.

¿Cómo hacer kéfir en casa?

Para hacer el kéfir de agua lo que necesitamos es 1 litro de agua mineral y colocarle 3 cucharadas soperas de azúcar (puede ser de cualquier color) y medio limón en un recipiente de vidrio y revolverlo bien para disolver el azúcar. Es importante evitar el uso de utensilios no metálicos para evitar que se contamine el cultivo.

Para hacer el kéfir de agua lo que necesitamos es 1 litro de agua mineral y colocarle 3 cucharadas soperas de azúcar (puede ser de cualquier color) y medio limón en un recipiente de vidrio y revolverlo bien para disolver el azúcar. Es importante evitar el uso de utensilios no metálicos para evitar que se contamine el cultivo.

Luego taparlo herméticamente y dejarlo fermentar por 48 horas. El fermento
tiene que tener un sabor acido, con el tiempo podemos encontrarle el punto
exacto. Al colar el liquido quedaran unos nódulos transparentes o en forma de
coliflor para consumir a diario, se pueden seguir mezclando con agua y azúcar
para iniciar un nuevo cultivo.

Acá te compartimos la receta de cómo preparar un excelente jugo detox con kéfir

Lo que necesitas es:
1 Manzana verde
½ Limon
2 cucharadas de Aloe Vera (Sábila)
½ Taza de Kefir
4 Ramas de apio
Agua

¡Todo lo que debes hacer es mezclar todos los ingredientes en la licuadora y listo para servir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *